Vocación Monástica

consagración

Visita nuestro blog vocacional:

http://monjacisterciense.blogspot.com.es/

Contacta con nosotras.

Somos monjas de vida contemplativa con una espiritualidad monástica, cimentada en la Regla de San Benito. Nuestro Monasterio se ubica en un amplio valle, alejado de la ciudad, donde podemos contemplar la naturaleza y escuchar en silencio.

¿Habéis visitado alguna vez una comunidad contemplativa, monástica?

La mejor manera de saber si uno tiene vocación para la vida monástica es conociéndola en una comunidad concreta, pues la vocación monástica implica vivir esta forma de vida con una comunidad específica, única e irrepetible. La interesada debe orar con insistencia a Dios para que le ayude a discernir la veracidad de su llamada.

Nuestra vocación nace del encuentro personal con Cristo Vivo. Un encuentro que da sentido a nuestra vida, que transforma nuestra existencia haciendo que nuestra entrega sea total y permanente como la suya. Esta vocación es un misterio que no se entiende por razones humanas sino por la fe, como Don de Dios.

Aunque parezca una paradoja, desde el monasterio estamos más cerca de las necesidades eclesiales y de las inquietudes, tristezas y sufrimientos de los hombres. No somos ni indiferentes ni egoístas, porque nuestro amor participa de la universalidad del amor de Jesucristo. Nuestro apostolado principal es la oración de intercesión por todas las necesidades del mundo.

¿Cómo discernir tu vocación?

Si ves que falta algo en tu vida, si sientes que estás buscando algo pero no sabes muy bien qué es, si has probado muchas cosas y sigues sin encontrar la paz, puede ser que el Señor te esté llamando.

Nosotras iniciamos este camino monástico como una búsqueda, y en la oración y en la convivencia fraterna, hemos encontrado al Señor, a quién en el fondo buscábamos. Cada día vamos descubriendo su Amor, que nos da paz y alegría auténticas.

Hay mucha gente que no ha descubierto lo que busca y en realidad busca a Dios.

Si tú amiga, que estás leyendo estas líneas, deseas conocer una comunidad monástica, disipar dudas y temores y conocer lo que el Señor espera de ti, puedes contactar con nosotras, sin ningún compromiso. Podemos ayudarte e incluso puedes realizar una experiencia de nuestra vida con nosotras.

Contacta con nosotras.

Nuestra vida.

Cada día hacemos camino de conversión de vida, de rechazar el mal y elegir el bien, y así podemos llegar a exclamar con San Pablo, “Ya no soy yo, es Cristo quien vive en mí” Gal 2,20.

Dedicamos la vida entera al Divino Servicio, lo que constituye una especial consagración, que radica íntimamente en el bautismo y la expresa con más plenitud.

“Yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón” Oseas 2, 14.

Una vida monástica cisterciense está consagrada a la búsqueda de Dios por la oración en la soledad y el silencio, y en el seno de una comunidad fraterna. Nuestra vida representa un equilibrio en el que la alabanza de Dios (opus Dei), la lectura espiritual (lectio divina), el trabajo manual (labor manuum) y las demás ocupaciones cotidianas se funden armoniosamente.

pp 21a

Canto: Salve Regina. Cantada por los monjes y monjas participantes del Curso de Formación Monástica 2013, realizada en la Casa Generalicia de la Orden Cisterciense en Roma, a la cual asistieron las jóvenes de esta Abadía.